La playa de Porto Pirastu tiene un lecho marino de arena gris mezclada con grava. Está rodeada de rocas generalmente planas y de varios tamaños. Tras ella se extiende un pequeño bosque de pinos.