Protegida bajo la Torre de Cala Pira, con el monte al noreste, la playa está repleta de perfumes suaves y aguas profundas que te sumergirán en la magia de una de las más bellas zonas costeras de la Cerdeña.

Está cerca de la ciudad de Costa Rei con sus playas, caracterizado por arena fina y dorada, bajo el color del mar del cielo, es un destino turístico no sólo en verano. La primavera y el otoño ofrece días llenos de sol, un excelente destino turístico incluso en épocas fuera de verano.

Si te gusta el mar, pasa unos días en una de las bonitas playas de la zona. La Cala Sinzias está rodeada por un bosque de eucaliptus, con arena fina y blanca a la que se llega por la carreteran provincial 18. No dejes de ir a la playa Cannisoni y la playa de San Pietro (Cerri), con sus tonos dorados. La playa de San Justo, de unos 120 metros de largo, te dará la bienvenida protegida del viento de Mistral.