La playa está en la localidad de Bados, en el municipio de Olbia. La playa tiene un lecho marino de arena clara y fina, con matices de gris y rocas que surgen del mar. Situada antes del municipio de Olbia, esta amplia playa de unos 300 metros en parte está ocupada por un balneario. La playa se caracteriza por aguas poco profundas, lo que permite que los niños jueguen tranquilamente.