La bahía de Porto Istana está en la base de Cabo Ceraso, un monte de granito que se extiende sobre el Golfo de Olbia, en la pedanía de Murta Maria.

Las olas de color turquesa que fluyen sobre la superficie del mar creano un efecto de luces y colores que recuerda al cristal. La arena blanca e inmaculada cubre toda la playa creando un gran contrastecon la gran cantidad de matices del agua.

La bahía, que forma el límite de la Tavolara Área Marina Protegida-Punta Coda Cavallo, está cubierta por el verde intenso típico del Mediterráneo, rodeada de rocas de granito rosa y una maravillosa extensión de árboles, con madroños, olivos, encinas, jaras y brezos.

Al este, hay un conjunto de rocas que separa de las tres bahías de arena blanca.

Desde la playa se puede disfrutar de un espléndido panorama de la isla de Tavolara, tomar el sol o refrescarse en las aguas tranquilas de este paraíso marino.

Esta playa también es perfecta para los niños, ya que sus aguas con suave pendiente son perfectas para el juego, el baño y practicar snorkeling.