Está en la localidad de Porto Rotondo, en el muncipio de Olbia. La playa tiene un lecho marino de arena clara y fina con algunas rocas. Esta solitaria y tranquila playa se enmarca en un paisaje de gran belleza, entre zonas de playa con una vegetación baja y aromática alternada con rocas de granito pulidas.