Cala Girgolu, en el municipio de San Teodoro, en la costa noreste, es una preciosa playa de arena ocre de arena gruesa.

Situada en la base del Monte Petrosu, es conocida por el intenso azul de sus aguas y las formas variadas de las rocas de granito. Una de las formaciones más famosas y fotografiadas es la Roca tortuga, que con la milenaria erosión del clima atrae a los turistas, especialmente a los niños, buscando ese selfie simpático para enviar a sus amigos.
 

Detrás de la playa, tras la vegetación mediterránea, un estanque da de comer y beber a varias especies de aves de la zona.

No dejes de conocer los alrededores, el resto de playas, como La Cinta, un tramo delgado e infinito de arena dorada abrazado por un mar de color azul cristalino, o la Cala Brandinchi, con su costa blanca y aguas que parecen traidas de paraísos tropicales. La cala Ginepro es una bahía que lleva el nombre de este arbusto perfumado típico del Mediterráneo, un lugar que fascina por sus aguas verdes y turquesas, mientras que Coda Caballo se abre al horizonte ante la maravilla de Tavolara y su parque marino.