San Teodoro

Cala Brandinchi - San Teodoro

San Teodoro

Es un soleado pueblo de la Gallura con elegantes villas y calles llenas de flores que da al mar turquesa de la costa noreste de Cerdeña, donde tu único problema será elegir a qué playa ir

La Cinta, una larga y fina extensión de arena dorada acariciada por un mar azul cristalino, la cala Brandinchi con su litoral blanco y sus aguas que recuerdan las de un paraíso tropical, llamada, no por casualidad, Tahiti, la bahía de Lu Impostu, su continuación natural, la magnífica localidad de Puntaldìa con su moderno puerto deportivo y la playa casi caribeña de sIsuledda. Son las playas símbolo de San Teodoro, famoso centro turístico, especialmente frecuentado por los jóvenes por su movida veraniega, donde destacan también otras preciosas joyas: imposible no visitar cala Ginepro, bahía perfumada por la maquina mediterránea, la playa de Coda Cavallo, desde donde podrás contemplar con admiración la majestuosa isla de Tavolara que forma parte de un área marina protegida y, por último, pero no por ello menos bella, cala Ghjlgolu, que te sorprenderá con una roca modelada por el viento y el mar en forma de tortuga, una de los atractivos naturales más amados, sobre todo por los niños. Y luego están las menos famosas, pero igualmente hermosas: la bahía de Salinedda, la cala de Ambra, la cala Suaraccia y las playas de Li Corri di Li Becchi, Li Marini y Seghefusti. En el interior también hay maravillas naturales, como la laguna de San Teodoro, punto de parada de los flamencos rosas en los periodos migratorios y hábitat de la cigüeñuela común, lugar ideal para los amantes de los paseos y para los aficionados a observar los pájaros.

Santo Teodoro, conocido en Gallura como Santu Diàdoru, cuenta con apenas cinco mil habitantes durante el invierno, pero pasa a tener miles en verano, cuando los turistas llenan sus calles. El centro surgió en el s. XVII, tierra adentro, en las laderas orientales del monte Nieddu, cuando pastores y pescadores decidieron poblar esta hermosa tierra, aunque ya en la prehistoria estaba habitada. La nuraga del vecindario de Naracheddu es el testimonio más importante. En la época romana también había un centro habitado cuyos restos arqueológicos se exponen en el Museo del Mar.

Entre las fiestas que no puedes perderte, destacan las del patrón San Teodoro, cuya iglesia fue reconstruida a mitad del s. XX, y las de San Andrés, que se celebran en el barrio de Montipitrosu. Muy sugestivas son las hogueras de San Antonio Abad, fiesta llamada de Lu Fuculoni, durante la cual los vecinos se reúnen alrededor de las hogueras prendidas en honor del santo. San Teodoro también hará las delicias de los paladares más exigentes: en mayo se celebra la fiesta de Aglióla, en la que se pueden degustar numerosos platos típicos. La cocina te conquistará con la suppa cuata, hecha con pan, queso y caldo de buey. Si te gustan los dulces, déjate tentar por los cucciuléddi milàti, bollos de miel, frisjióli léti, buñuelos, y niuléddha, pastelillos de almendras y naranja rallada. Todo, por supuesto, acompañado con un buen Vermentino di Gallura.

Fotos y vídeos

Qué ver

Puntos de interés en los alrededores

Alojamiento en la zona

Bed and breakfast
SAN TEODORO
0 km
Bed and breakfast
SAN TEODORO
0 km
Bed and breakfast
SAN TEODORO
0 km