Fonni, recostado sobre las laderas verdosas del Gennargentu, es uno de los pueblos más altos de Cerdeña. La localidad es de origen nurágico y presenta una importante necrópolis de tumbas de los gigantes en Madau, donde se encuentran también diversos nuragas, como el Dronnoro.

La economía del pueblo se basa en la artesanía de tejidos, alfombras y dulces. Entre estos últimos, destacan los bizcochos de soletilla.

Para los amantes del esquí, existen telesillas en el Monte Bruncu Spina y en el Monte Spada. Desde aquí se pueden iniciar emocionantes excursiones a pie a través del Gennargentu y se pueden admirar las variedades de especies vegetales y animales.

De cada vez más éxito es el evento Cortes Apertas, que junta a toda la Barbagia y se celebra cada otoño desde hace más de diez años. Durante este festejo, los habitantes abren las puertas de sus casas para dar a conocer las antiguas tradiciones del pueblo.

De obligada visita es la antigua iglesia franciscana de la Madonna dei Martiri, cuya festividad se celebra en junio coincidiendo con la vuelta de los pastores de la trashumancia.

Fonni también es conocida por sus Murales. Los visitantes pueden seguir el Trascursos de los Murales que se desarrolla por las calles del pueblo con representaciones de la vida cotidiana, procesiones religiosas y paisajes.