Tonara se encuentra a los pies del Monte Mungianeddu, en el centro de Cerdeña.
El pueblo nace a partir de tres antiguos barrios: Arasulè, Teliseri y Toneri. El nombre de este último deriva de la palabra sarda Toneri, que indica los torreones calcáreos presentes en la zona.
Destacan en el centro del pueblo las antiguas casas de piedra con balcones de madera.
La economía del pueblo se centra en la artesanía de tapetes y tapices, así como en el trabajo en madera.

El evento más importante es la Fiesta del turrón, que se celebra el lunes de Pascua. Además, está el evento de Cencerro de oro, en el que los artesanos del pueblo elaboran cencerros característicos para el ganado.
Se puede visita la antigua Casa Porru, una tradicional casa patronal de propiedad del municipio, que también albergó las cárceles.
Se pueden hacer excursiones a pie, a caballo o en bicicleta de montaña desde el pueblo hasta el macizo de Gennargentu, y sobre todo a punta Mungianeddu, desde donde se puede admirar la vasta fauna.