La playa de Mangiabarche está en población de Calasetta, en la isla de Sant'Antioco. Se apodera de ella el color claro, pulida por el mar y el viento, que se curva suavemente hacia el mar.
 

Con poca arena en la orilla y un mar de color azul claro, maravilloso para inmersiones y la pesca.
 

Frente a la playa, en la roca de Punta Mangiabarche se eleva un pequeño faro solitario, que evita que los barcos encallen en las rocas que emergen del agua.

Los juegos de luz creados por el agua y el paisaje virgen y único convierten este lugar en un destino predilecto para los amantes de la naturaleza.

Visita la playa en verano, para darte un refrescante chapuzón en uno de los paraísos del Archipiélago Sulcis, o para disfrutar de su maravilloso paisaje al atardecer de otoños púrpuras. Els invierno es una estación única durante las tormentas, con enormes olas espumosas que chocan contra el faro, una gran muestra del poder del mar.