Se deja la Ruta Estatal (SS) 131 cerca de Ghilarza, se gira a la derecha y se sigue por la Ruta Provincial (SP) 15. Al girar a la izquierda, se llega a Bidoni.

Contexto ambiental

La iglesia se encuentra justo en las afueras, al norte del pueblo de Bidoni, cerca de la cuenca artificial del lago Omodeo. Está inmersa en la vegetación, rodeada por un recinto. En la Edad Media, la "villa" dependía curatoria de Guilcier y pertenecía al juzgado (distrito sardo) de Arborea.

En el siglo XIX, el abad Vittorio Angius registró la iglesia "dedicada a la Virgen en conmemoración de su nacimiento", especificando que el nombre de Ossolo se refería al topónimo y recordando que anteriormente el santuario estuvo rodeado de "muristenes", construcciones destinadas a acoger a los peregrinos que llegaban para la novena.

Descripción

La iglesia rural es de 1632 debido a dos inscripciones sobre un pilar a la izquierda de la nave que mencionan los nombres de los trabajadores ("oberaios") Sebastiano Cau, Comida Manqua, Bidianu Manqua y de los maestros Antoni Pina y Iuaquinu Otieri. El maestro Antoni Pina es el mismo que trabajó, entre 1636 y 1642, en la fábrica de San Sebastián de Sorradile.

El santuario de Santa María ha sido objeto de importantes obras de restauración. Está construido con sillares de vulcanita rosa apenas labrados. La planta es longitudinal con tres naves divididas por dos amplias arcadas. El presbiterio presenta una planta rectangular.

En el exterior, la iglesia está precedida por un pórtico, al cual se accede desde el atrio hecho de piedra volcánica rosa, descendiendo tres escalones. En el alzado del pórtico se abren tres grandes arcadas de medio punto, cuyos soportes descansan sobre un alto basamento. La del medio es más alta y más ancha que las laterales. En el extremo derecho, al lado de la inclinación del techo, se encuentra una pequeña espadaña con una sola luz ojival.

La fachada, lustrada y pintada de rosa, alberga un portal arqueado con cornisas moldeadas, en torno a la cual se disponen en abanico sillares de piedra gris. En la cornisa se puede ser dos pequeños capiteles con decoración vegetal. El portal está flanqueado por dos semicolumnas, constituidas por rocas de piedra gris y coronadas por un tímpano triangular. A la derecha hay un segundo portal, de menor tamaño, también rodeado de sillares dispuestos en forma de rayo. En el lado sur de la iglesia, precedido por la arcada lateral de medio punrto del pórtico, presenta un portal y una pequeña ventana. El ábside, pequeño y cubierto con tejas, alberga una ventana rectangular coronada por un arquitrabe tallado sostenido por tres columnas, que descansan sobre bases altas y están coronadas por capiteles alargados. En el lado norte, donde se abre una puerta, hay un ala porticada sostenida por cuatro columnas con fustes moldeados coronados con capiteles.

Historia de los estudios

La Iglesia es objeto de una breve ficha en el volumen de Francesca Segni Pulvirenti y Aldo Saria sobre la arquitectura tardogótica y de influencia renacentista (1994).

Bibliografía

V. Angius, "Bidonì", en G. Casalis, [i]Dizionario geografico storico-statistico-commerciale degli Stati di S.M. il Re di Sardegna[/i], II, Torino, G. Maspero, 1834.

T.K. Kirova-A. Tramontin-A. Bergamini, "Architetture della religiosità popolare nella Sardegna del XVII secolo: Cumbessias e Muristenes", en [i]Arte e Cultura del '600 e del '700 in Sardegna. Atti del convegno nazionale[/i] Napoli, Edizioni Scientifiche Italiane, 1984.

O. Lilliu, [i]Fordongianus. La "casa aragonese" di via Traiano[/i], Cagliari, Castello, 1985.

A. Garau, "Progetti di recupero delle chiese minori di Ardauli", en [i]I musuleos e le chiese di Ardauli[/i], a cargo de G. Deiana, Ardauli, Litotipografia AGA, 1992.

F. Segni Pulvirenti-A. Sari, [i]Architettura tardogotica e d'influsso rinascimentale[/i], colección "Storia dell'arte in Sardegna", Nuoro, Ilisso, 1994, sch. 89.