Domusnovas se levanta a los pies del monte Marganai, en el valle del Cixerri.
El pueblo, poblado desde tiempos antiguos, muestra restos de monumentos nurágicos como el complejo de Sa Domu y S'Orku, entre los más grandes de la Isla.
En la zona denominada S'Arcu de Sa Duchessa está la mina homónima, uno de los más bellos patrimonios de Sulcis-Iglesiente, presente al interior de un encantador oasis natural a los pies del Marganai. Rica desde tiempos antiguos en cobre y zinc, hoy tiene un importante papel histórico, arquitectónico y turístico.
La iglesia de Santa Barbara en el centro antiguo e histórico del pueblo es de visita obligada, por la particularidad de su estilo medieval. En su interior protege una pila de piedra con imágenes decorativas.
En el centro histórico, destaca la parroquia de Santa Maria Assunta, construida en la segunda mitad del siglo XVIII y con su fachada de piedra. Las fiestas se celebran el 15 de agosto.
Es de gran valor la gruta-galería natural de San Juan, la única en Italia y una de las pocas en Europa que hasta hace poco tiempo podía recorrerse en coche. En el interior de la gruta hay estalagmitas y estalactitas. Junto a la entrada hay un bonito manantial, además de la capilla dedicada a San Juan, cuya fiesta se celebra el 24 de junio, con una procesión de carros antiguos tirados por yugos de bueyes (is traccas). Otra gruta interesante es la Gruta Abisso Paradiso.
En el valle de Oridda se puede visitar la mina de Arenas y el Museo de minerales y fósiles.