Antiguamente conocida como Portu 'y Sisine, como punto de llegada de los barcos de carbón, conserva al norte un pequeño edificio construido por los mineros del carbón. Rodeado de acantilados a LTE y un verde abundante lleno de energía, Cala Sisine te hará soñar con su color azul y el blanco de los cantos rodados pequeños y medianos.
El resplandor producido por el sol en la superficie del agua crea un aura de encanto que atrae a visitantes de todo el mundo.
En la zona sur, si eres un experto nadador, puedes divertirte en un trampolín. Debido a las piedras más grandes situadas en la costa, es necesario llevar calzado adecuado para caminar.
Te enamorará la belleza del Golfo de Orosei: la Cala Goloritzè, y la Cala de la Luna y Mariolu, con sus colores llamativos, crearán unas vacaciones de ensueño.