La playa de Palmasera, en el extenso Golfo de Orosei, presenta una grava fina roja mezclada con arena clara, una peculiaridad que le da un aspecto único. Del agua emergen unas rocas desde las que se puede admirar el verdor de la vegetación que rodea la playa hasta la orilla.