La Baia delle Mimose es una extensión de arena blanca y mar celeste, rodeada de dunas donde destaca la vegetación costera. La amplitud de la costa y el esplendor del mar hace que esta localidad sea bastante concurrida. Las playas poco profundas y arenosas son ideales para que los niños jueguen, mientras que las olas son perfectas para la práctica de surf y windsurf.