Santa Giusta, situada en las riberas del estanque homónimo, es un burgo agrícola que se levanta sobre los restos de la ciudad fenicia-púnica de Othoca. El pueblo está en el centro de Campidano de Oristano y está rodeado por las alturas del Monte Arci. Santa Giusta tiene orígenes antiguos, como lo demuestran los muchos monumentos nurágicos del territorio. La antigua ciudad de Othoca se extendía en un promontorio que dominaba la laguna, que antiguamente ocupaba un amplio y profundo golfo completamente navegable. Othoca nace alrededor de la segunda mitad del siglo VIII a.C.. La ciudad después fue abandonada en el Medioevo, cuando el poblado se centra alrededor de la catedral románica del la mártir Santa Giusta. De hecho, en un relieve a la entrada del pueblo está la preciosa iglesia románico-pisana, joya de la arquitectura de aquel tiempo. En el Medioevo el pueblo formó parte del giudicato de Arborea.

El burgo de Santa Giusta es rico en recursos y costumbres. Desde su catedral la vista se extiende en el horizonte hacia el estanque, donde Ias Fassonis, antiguas embarcaciones de origen fenicio, surcan aún las aguas. De gran interés es la fiesta de Santa Giusta, que se celebra el 14 de mayo, una profunda mezcla entre sagrado y los profano. El 1 de agosto se celebra la Regata de is Fassonis, con las antiguas embarcaciones que compiten en el tercer estanque más grande de la Isla. Entre las exquisiteces culinarias hay que probar la cecina, una especialidad única elaborada con huevos de múgil desecados.