Un paraíso de colores resplandecientes y de límpida pureza no muy lejos del centro del pueblo. La playa de Rena Bianca es la playa urbana de Santa Teresa Gallura, una cala de 700 metros de longitud, con fondo bajo y arena suave y, como indica su nombre, blanquísima, que en la orilla adquiere reflejos rosados debido a minúsculos fragmentos de coral. La verás aparecer desde lo alto de una colina donde se abre la plaza principal de este bello pueblo costero y no verás la hora de llegar a ella, al final de una bajada de 300 m y una escalera, que recorrerás sin tomarte un respiro.

La playa queda encajada entre acantilados y está perfumada por la maquia mediterránea. La península de Municca y el islote de Municchedda la protegen contra el viento de poniente mientras que el promontorio donde se alza la torre de Longosardo la protege a levante. Las aguas plateadas y frescas, y siempre límpidas, sorprenden al visitante adquiriendo mil tonos que van del azul marino al turquesa, pasando por el verde. La playa de Rena Bianca ha obtenido varias veces la Bandera Azul que otorga la Foundation for environmental education por la calidad de las aguas, la costa inmaculada y los servicios que garantizan confort y seguridad a sus visitantes. Amada por los diver, y también por los niños, la playa es accesible a personas con discapacidad y dispone de una amplia oferta de servicios, un amplio aparcamiento y varios restaurantes. Es posible alquilar patines y embarcaciones, tumbonas y sombrillas y equipos de submarinismo.

Pero el municipio de Santa Teresa también es famoso por muchas otras joyas: al este del pueblo, en la extrema punta al norte de Cerdeña, están la pintoresca cala Sanbuco, la sugestiva cala Balcaccia y La Marmorata, amplia y bien equipada. Hacia Palau, las piscinas naturales graníticas de Valle dell'Erica, la larga playa de Porto Liscia-Sciumara, patria del windsurf, y la irresistible paz de Conca Verde. A occidente, está el cabo de Testa, península-promontorio unida a la tierra firme por una lengua de arena que forma dos playas: Rena di Ponente (o Taltana) y Rena di Levante. En este promontorio también están los espectaculares Valle de la Luna y la cala Grande. Cerca de las caletas rocosas de Santa Reparata y, a lo largo de la carretera litoral para Castelsardo, destaca la encantadora Lu Pultiddolu, desde la cual es posible llegar a las dunas de Rena Majore, en el municipio de Aglientu.