Porto Pollo (Porto Puddu), está cerca de la desembocadura de Liscia y cerca de la isla Gabbiani, formando una gran bahía de agua turquesa y arena blanca, conectada al continente por una estrecha franja de arena .
 

Está totalmente rodeado de arbustos verdes de mancha mediterránea, con lavanda, lentisco o enebro. Constantemente acariciada por el viento, a veces llega a ser muy fuerte, convirtiéndolo en un lugar ideal para el windsurf y el kitesurf.

El sonido del viento en el pelo y la superficie será la constante de tus vacaciones. Si no eres tan deportivo y buscas unas vacaciones más relajantes, atardeceres cálidos y llenos de poesía, al abrigo de los vientos y el contacto con arena, este será uno de tus recuerdos más preciados.

Cerca de Palau disfruta de otros muchos tesoros: las playa de Punta Cerdeña, la belleza salvaje y la Cala Trana, que ofrecen parajes exóticos, lugares que nunca olvidarás.