Punta Molentis, situada al sur de la Cerdeña, en el Municipio de Villasimius, es una fiesta de colores. El azul turquesa, la arena blanca y el verde del Mediterráneo hacen de este lugar un paraiso en la naturaleza de la Cerdeña.

Las aguas cristalinas están bordeadas por una playa de arena blanca y fina cuyos reflejos iluminan la costa. Los arbustos de perfume mediterráneo de la zona conforman un refugio natural para la fauna local, con conejos y aves acuáticas, que convierten la zona en una celebración de la naturaleza.

Punta Molentis forma parte de la zona marina protegida de Capo Carbonara, y recibe el nombre "en molenti" por el burro de la Cerdeña, un burro que transporta el granito de la cantera.

Un lugar perfecto para disfrutar del mar, el buceo y la pesca submarina.

Detrás de la playa se extiende una colina con los restos de un dolmen. No te pierdas este paraiso de belleza y naturaleza, una vista de postal y un sueño hecho realidad.