La Isla dei Cavoli es una pequeña isla de granito situada al sudeste de Capo Carbonara, en el Municipio de Villasimius, al sudeste de la Cerdeña. El nombre deriva de una especie endémica de col silvestre que crece libre en su tierra.

El islote, cuyas costas son rocosas y escarpadas, tiene un fondo de arena blanca que aporta al mar un color topacio claro. Navegando en sus aguas se puede detectar todo tipo de especies marinas, incluso delfines y barracudas.

En el punto más alto de la isla, destaca un faro blanco y azul de mediados del siglo XIX que le da un encanto misterioso. En el mismo punto había una torre defensiva española construida en 1591 que después se incorporó al faro.

Entre las calas, podemos mencionar la Cala di Ponente, larga y estrecha, la Cala de los Muertos, el Yule y Cala Cala di Scasciu, la isla más grande.

En 1979, al sur, se colocó a diez metros de profundidad una estatua de granito dedicada a la Virgen del Mar. Desde entonces, cada año, el tercer domingo de julio se celebra un importante festival con cantos, desfiles de trajes y fuegos artificiales tradicionales.