Abierta al público en 2003, la cueva de la figura, situada al este de Cerdeña, en la Comunidad de Baunei, se extiende a lo largo der 1.800 metros, con algunas zonas aún sin explorar. 

Formado por una serie de galerías, la cueva está conectada al mar por un largo sifón y se puede recorrer a través de un sistema de pasarelas que conducen a través de espacios y pasillos pequeños, con enormes estalactitas y estalagmitas, un lugar que parece un auténtico plató de cine.

En estas cuevas el espeleólogo y etólogo Padre Furreddu estuvo en contacto con la colonia de la foca monja, dentro de la cueva, donde realizó sus primeros estudios.

Esta visita tiene una duración de 45 minutos y muestra lugares fascinantes donde parece que el tiempo y la historia no existen. Las paredes empinadas de la entrada le sorprenderán por su poder evocador, capaz de transportarte a un mundo de cuento de hadas y naturaleza.