Girotonno, la comida identifica y habla del territorio

Matt

Girotonno, la comida identifica y habla del territorio

Un evento evocativo y conmemorativo de una tradición secular: la pesca del atún en la isla sulcitana de San Pietro. Llegada la decimosexta edición, ya es un clásico en el panorama internacional de las ferias gastronómicas
Carloforte y su Girotonno: una excelencia de Cerdeña

La comida habla del territorio. En pocos lugares del mundo la afirmación es verdadera como en Cerdeña. La cocina es uno de los rasgos sardos más característicos y distintivos, un aspecto que va más allá de las exquisiteces, y se insinúa en los recovecos de historia y tradición isleños. En San Pietro, isla en la Isla, mar maravilloso y carácter fuerte, la tradición culinaria es identidad y alma de la comunidad. El Girotonno es símbolo de ello. Del 24 al 27 mayo, el original festival gastronómico habla de los hombres, cuenta historias y sabores sobre las rutas del atún. Carloforte, uno de los pueblos más bonitos de Italia, perla del Mediterráneo, muestra al mundo una tradición de pesca y cocina en una cita esperada más allá de los confines regionales, expresión de una cultura que ahonda las raíces en ritos milenarios.

Girotonno 2016 - Carloforte
Chef Italia
Piatto chef  Claudio Sadler
un triunfo de sabores: el atún propuesto en recetas tradicionales y en variantes creativas

La tradición de atunaras, arraeces y ‘atuneros’ es celebrada por un programa de cuatro días de live coking y golosas degustaciones de recetas de ayer y hoy, presentaciones y conciertos, entretenimiento e itinerarios guiados en el burgo carlofortino y en las espléndidas costas de la isla. Protagonistas cocineros de fama internacional y chef resident: podrá ver (y aprender) de sus manos arte y delicadezas culinarias, mientras se alternan, en el escenario de Tuna village, en la preparación (y comentario en directo) de los platos. Momento clou es el international tuna competition, espectacular concurso entre ‘famosos’ chef de Italia e internacionales, ocupados en exaltar con su arte las cualidades del atún. Juzga los platos un jurado de periodistas, expertos y opinion leader y un jurado elegido entre el público. El atún se propone en recetas tradicionales y variantes creativas, junto a otros platos carlofortinos.

Carloforte, scorcio
Carloforte paese
Carloforte, porto
marco y estación ideales para una experiencia inolvidable

En Carloforte, se encuentran gustos y culturas, tradiciones y modernidad. Sus características paisajistas e históricas son únicas en Cerdeña: de origen tabarchino, está relacionado estrechamente a Génova en virtud de vínculos históricos y culturales. En las calles del centro y en el paseo marítimo la vida bulle. El carácter arquitectónico es típico de los siglos XVIII y XIX: palacios de preciosas fachadas, casas color pastel, escalinatas y callejuelas donde sentirá aromas de la cocina marinera. El encanto del puerto turístico es preludio del descubrimiento del mar de mil colores y de las costas de la isla, donde se alternan fascinantes acantilados entre los cuales La Conca y Le Colonne, símbolo de Carloforte, de ensenadas encantadoras, como Cala Fico y Cala Vinagra, calas de ensueño con fondos marinos incontaminados.

Cala Fico - Isola di san Pietro
Spiaggia la Bobba - Isola San Pietro
Le Colonne - Isola San Pietro
una tradición secular hecha de gestos y ritos desde siempre idénticos

El canal que separa San Pietro de Sant’Antioco, la isla mayor del archipiélago del Sulcis, es recorrido por cardúmenes de ‘atún rojo’, el más valioso del Mediterráneo, durante las migraciones. Su pesca con las redes es una costumbre que se remonta a la época de los fenicios y romanos, perfeccionada en el siglo XV por los españoles. Aún hoy se pesca igual: un verdadero ritual que tiene lugar de abril a junio. Inicia con rezos propiciatorios de los atuneros, capeados por el arráez, que les guía desde la musciara, su embarcación. Los ‘atunes de carrera’, de carnes rojas y grasas llegan en grandes bancos desde el Atlántico para depositar los huevos en el cálido mar Mediterráneo. Sus rutas, en cardúmenes, son previsibles. La estructura de las redes les ‘obliga’ a entrar en ‘cámaras’ cada vez más estrechas, hasta quedar atrapados. La última ‘cámara’ se llama ‘de la muerte’. Allí se efectúa la matanza. Luego el atún es ‘elaborado’ en una de las pocas atuneras históricas aún activas en el Mediterráneo (¡activa desde hace casi tres siglos!) según métodos artesanales.

Tema

Protagonistas de este artículo

Attrazioni e località citate