La zona minera de Serbariu, en Carbonia, activa desde 1937 a 1964, ha caracterizado la economía de Sulcis y ha representado, entre los años 30 y 50, uno de los recursos energéticos más importantes de Italia. El complejo ha sido recuperado y reestructurado con fines didácticos y de museo, valorando el lugar y haciendo útiles los edificios y las estructuras mineras que hoy constituyen el “Museo del Carbón”. El museo incluye los locales de la lampistería, la galería subterránea y la sala de cabrestantes.

En la lampistería, se encuentra la exposición permanente sobre la historia del carbón, de la mina y de la ciudad de Carbonia. El amplio local acoge una preciosa colección de lámparas de minas, equipamientos de trabajo, herramientas, objetos de uso cotidiano, fotografías, documentos, películas de época y entrevistas en vídeo a los mineros. La galería subterránea muestra la evolución de las técnicas de tratamiento del carbón utilizadas en Serbariu desde los años 30 hasta el cese de la actividad, en ambientes fielmente acondicionados con equipamientos de la época y grandes maquinarias todavía hoy en uso en minas de carbón activas.

Por último, la sala de cabrestantes conserva intactas, en su interior, las grandes ruedas del cabrestante con el que se maniobraba el descenso y la subida de las jaulas en los pozos para el transporte de los mineros y de las berlinas vacías o cargas de carbón. Los visitantes pueden acceder al museo, tanto a la lampistería, como a parte de la galería subterránea. Además, la decoración incluye vitrinas táctiles con diferentes tipos de lámparas, cascos y fragmentos de carbón extraído de la mina.

El Centro italiano de Cultura del Carbón (CICC) nación en 2006 como asociación entre el Municipio de Carbonia y el Parque Geominero Histórico y Ambiental de Cerdeña, con la finalidad de gestionar y valorar el lugar de la Gran Minería de Serbariu.