Coccorrocci es la playa de piedras más grande de la Cerdeña. Con el color blanco, rosa y verde, las piedras revelan su origen volcánico. El nombre de la playa deriva del caracol marino, que en sardo se llama "coccorrocciusu", y vive en estas piedras.

Los colores y el agua potable son elementos típicos de la zona: el mar es el limpio y transparente, con un azul que intensifica la profundidad del mar.

La naturaleza es muy abundante, con los montes Ferru y Cartucceddu, que guardan la costa, así como los enebros que enmarcan la playa, y llenan de verde y aroma esta preciosa maravilla natural.

Disfruta en las piscinas naturales cerca del monte Ferru, cuya agua proviene del manantial "Su accu e axina" que ha creado lugares únicos donde las rocas de intenso rojo emergen entre el abrazo verde y exuberante de las enormes masas de agua donde el sol se refleja tímidamente.