El bosque de Is Cannoneris es un destino turístico de fuerte reclamo por la belleza de su flora y fauna y es considerado uno de los bosques más ricos del área sulcitana. No es raro vislumbrar al ciervo sardo y otros animales.

El bosque puede recorrerse por su camino principal y secundario (algunos senderos o caminos) gracias a un sistema de señalización exhaustivo para las excursiones. Se trata de un vasto complejo forestal que se extiende a lo largo de 4768 hectáreas, completamente cubierto de bosques de encinas, matorral mediterráneo y coníferas. Is Cannoneris se encuentra en los municipios de Pula, Domus de Maria y Villa San Pietro. El bosque también incluye el complejo de Piscina Manna, en el territorio de Pula. En su interior, el bosque está surcado por numerosos impluvios donde corren cursos de agua con un caudal que depende de las estaciones. Los principales cursos de agua son: Mitza su Filisargiu, Río Isca de Crapitta, Canal de su Marigosu, Río sa Truba y Sa Para, Río su Pizianti, Canal Medau Angiu. En el interior del bosque, las cuotas altimétricas varían entre los 225 m sobre el nivel del mar y los 979 m en la cima del monte Punta Sebera. El bosque es un oasis de protección de la fauna. En su territorio, se han introducido, en un elevado número, especies de ciervo sardo y de cervatillo. También hay jabalíes y otros animales como lobos, comadrejas, gatos salvajes y lirones. Entre la fauna avícola, es posible ver bellísimos ejemplares de águilas reales, el halcón peregrino, el cernícalo, el cuervo imperial y la perdiz. En Is Concas de S'Arrideli, en el límite con el complejo forestal de Monte Nieddu, hay varios ejemplares de notables dimensiones de genista aetnensis.