La playa de Cala Capra está frente al mar de Gallura y sus mil tonalidades de azul, a solo 4 quilómetros de Palau, a lo largo de la costa este de la pequeña península granítica de Capo d'Orso, uno de los símbolos más famosos de Gallura. Su orilla arenosa es muy amplia y hace una suave pendiente hacia el mar, lo que permite que los niños jueguen tranquilamente.