El Pan de Azúcar es un escollo que surge del mar realmente interesante: desprendido del monte Nai, esta formación de 133 metros de altura tiene dos arcos naturales. Uno de ellos se puede atravesar con una pequeña barca por un túnel realmente único. La playa de Masua se muestra con un fondo de arena mezclada de grava con escollos diseminados cerca del mar. La zona de arena es muy amplia y dispone de muchos servicios: un amplio aparcamiento, bar, restaurante y zonas de agua de poca profundidad para que jueguen los niños. Es una zona ideal para aquellos que practican la pesca submarina o simplemente quieran sumergirse en sus aguas.