Con sus 225 kilómetros cuadrados de territorio, Dorgali se encuentra entre los municipios más grandes de Cerdeña. El mar cristalino del Golfo de Orosei y las montañas salvajes del Supramonte constituyen un envidiable patrimonio natural. Extendida sobre una costa rocosa que baja del monte Bardia, la localidad de Dorgali dista de 30 km de Nuoro y de poco menos de 10 de la playa de Cala Gonone. De tradición agrícola y pastoral, este municipio también es un centro importante para la artesanía el cuero, de la cerámica, de la filigrana y del tejido de alfombras. Para los amantes de la gastronomía, dos paradas fundamentales son la vinoteca y la quesería.

En el centro histórico en encuentra viejas construcciones edificadas con oscura roca volcánica. Muchas de las iglesias del pueblo, como la de San Lussorio, la Madonna d’Itria y la Maddalena. En la plaza central Vittorio Emanuele, se erige la fachada de la Parroquia di Santa Caterina, cuyo interior está ornamentado por un gran altar de madera esculpida. En el pueblo se puede visitar el interesante Museo Arqueológico que acoge una importante colección de restos de la época nurágica (procedentes también del emplazamiento vecino de Serra Òrrios), de la púnica y la romana. Los visitantes pueden dirigirse aquí para obtener información acerca de las visitas al pueblo de Tiscali. Son diversas las plazas que se aconseja visitar por su belleza natural: Cala Cartoe, Osalla di Dorgali y Ziu Martine. También pertenecen al municipio de Dorgali las Grutas del Bue Marino, famosas en el mundo entero.