Se deja la Ruta Estatal (SS) 131 a la altura de Macomer, girando en la intersección hacia Bosa, donde se llega tras recorrer 29 km a lo largo de las 129 bis. La iglesia está dentro de las murallas del castillo que domina el centro histórico de la ciudad.

Contexto ambiental

El pueblo de Bosa se extiende sobre las orillas del río Temo, subiendo con las casas a lo largo de la ladera de la colina en cuya cima se construyó el castillo de Serravalle, a 81 metros sobre el nivel del mar. Comúnmente conocido como "Castillo de los Malaspina", debe este apelativo a la tradición según la cual fue construido en 1112 por la familia de nobles toscanos apellidados Malaspina, llegados a la isla a mediados del siglo XI. La iglesia de Nuestra Señora de los Altos Reinos, construida dentro de los muros del castillo, desempeñó la función de capilla palatina.

Descripción

Además del perfil arquitectónico, la iglesia de Nuestra Señora de los Altos Reinos despierta interés por la extraordinaria serie de frescos del siglo XIV que se encuentra en su interior.

La cronología de la capilla es incierta, por lo que aún no se ha podido establecer si fue construida antes del castillo y después restaurada, o si fue sucesiva a la estructura fortificada.

En los registro catastrales, la primera consagración de la iglesia fue a San Andrés Apóstol, y solo a finales del siglo XIX tomó su nombre actual.

No se hace mención de la estructura original del edificio, que a lo largo de los siglos ha sufrido grandes intervenciones. Actualmente constituye una iglesia de una sola aula, con una zona presbiterial ha sido reconstruida totalmente. Sin embargo, estudios más recientes han propuesto que el edificio data del siglo XII y que sufrió una serie de intervenciones posteriores durante el siglo XIV.

Entre estas intervenciones está la realización de la serie de frescos que se puede ver en tres de las cuatro paredes de la iglesia. Estos están dispuestos en la contrafachada y en los dos lados largos, y fueron severamente mutilados debido a la reconstrucción del ábside, en iun período no documentado. La datación de los frescos, así como la de la iglesia, también ha suscitado varios problemas entre los estudiosos, que incluso la ubiscan en el siglo XV. En la actualidad, se considera que fueron realizados en el siglo XIV, presuntamente por un pintor de origen toscano.

Historia de los estudios

Los estudios sobre la iglesia bosana están entrelazados con los del castillo. Con respecto a su capilla, y en particular a los frescos que decoran el interior, se puede mencionar los estudios Attilio Mastino (1991), Gianni Fois (1996) y Corrado Zedda (1996). En 1999, se publicó una monografía exhaustiva de Fernanda Poli.

Bibliografía

R. Carta Raspi, Castelli medioevali di Sardegna, Cagliari, Fondazione Il Nuraghe, 1933, pp.115-121.

F. Fois, Castelli della Sardegna medioevale, a cargo de B. Fois, Cinisello Balsamo, Amilcare Pizzi, 1992, pp. 285-292.

R. Sfogliano, "Il ciclo di affreschi tardo-medioevale", en Il castello di Bosa a cargo de S. Spanu, Torino, Spanu &amp. C., 1981, pp. 69-79.

R. Serra, Pittura e scultura dall'età romanica alla fine del '500, colección "Storia dell'arte in Sardegna", Nuoro, Ilisso, 1990, sch. 27.

A. Mastino, Bosa in età giudicale. Nota sugli affreschi del castello di Serravalle, Sassari, Gallizzi, 1991.

G. Fois, Nostra Signora di Regnos Altos: fede, storia e leggenda, Bosa, Tipografia S. Giuseppe, 1996.

C. Zedda, "Gli Arborea e gli affreschi della chiesa di Nostra Signora di Sos Regnos Altos a Bosa", en Archivio storico e giuridico sardo di Sassari, 3, 1996, pp. 135-165.

F. Poli, La chiesa del castello di Bosa: gli affreschi di Nostra Signora de Sos Regnos Altos, Sassari, Edes, 1999.

R. Coroneo, Chiese romaniche della Sardegna. Itinerari turistico-culturali, Cagliari, AV, 2005, p. 58.