Situada en el territorio del municipio de Porto Torres, en la provincia de Sassari, Asinara es una de las islas más bonitas del Mediterráneo, ya que ha mantenido su encanto natural. Durante mucho tiempo ha sido el hogar de una colonia penal, por lo que los visitantes siempre han sido limitados pra conservar su entorno natural. Desde 1997 es Parque Nacional y destino habitual de pequeños cruceros costeros. Llamada por los romanos Aenaria Insula (Isla de Eneas) y Herculis Insula (Isla de Hércules), hoy en día tiene un nombre de origen incierto. Asinara podría derivar del nombre del burro sardo, que es albino y de ojos muy claros. Otra hipótesis mantiene que proviene de la palabra latina "sinuaria", que alude a una costa modelada por suaves ensenadas. El lado este de la isla está llena de playas y caletas, como las de granito rosa, Cala Scombro y Sant'Andrea. Por su parte, el lado oeste se caracteriza por altas cumbres que se adentran en el mar, como Punta del Scorno, dominada por un faro. A este variado paisaje se une la presencia de un bosque de robles en la localidad de Vallombrosa, que embellece la típica vegetación de la maquia mediterránea, con especies tan escasas como la Evax rotundata y la Nananthea perpusilla.