El museo se encuentra en el cerro Sant’Onofrio, en Nuoro. En él, se representan todos los manufacturados, artísticos y no, de la Cerdeña tradicional (ropas, joyas, productos textiles y de leña, armas, máscaras, panes, instrumentos de música popular, herramientas e instrumentos domésticos y de trabajo). Se presta especial atención a la producción artística musical, de danza y canto relacionada con la religión popular.

Las colecciones incluyen, aproximadamente, 8000 obras, procedentes, en gran parte, del periodo incluido entre finales del siglo XIX y principios de los años 50 del siglo XX. Se exponen, aproximadamente, 80 indumentarias masculinas y femeninas y diferentes prendas de abrigo infantil, todas auténticas y realmente utilizadas antes de la adquisición del museo. Representan las tipologías de las diferentes subregiones histórico-geográficas de la isla y se exponen en rotación, tanto con fines de conservación como para posibilitar el disfrute de gran parte de la colección. Se presenta una vasta colección de joyas y amuletos. Muchas obras forman parte integrante de la indumentaria popular (botones, broches, cadenas). Otros son accesorios decorativos personales (pendientes, anillos); otros son amuletos, exvoto y objetos de devoción (rosarios, relicarios, medallas, cruces). Son muchas las fabricaciones textiles que forman ejemplos de una tradición practicada en cada pueblo de la isla, todavía en la primera mitad del siglo XX y que ha constituido la base sobre la que se funda la muy conocida producción artesanal actual.

Máscaras faciales lineales, cencerros y pieles de borrego representan las diferentes manifestaciones que asientan las raíces en las vicisitudes lejanas de los pueblos del Mediterráneo. Las salas dedicadas a estos singulares testimonios exponen las máscaras de los “Thurpos” y del “Eritaju” de Orotelli, de los “Boes” y “Merdules” de Ottana y de los “Mamuthones” e “Issohadores” de Mamoiada.