Está en la localidad de Portisco, en el municipio de Olbia. La playa es de arena blanca y fina. El juego de colores que ofrece esta playa, junto a las dunas, abre un paisaje de gran belleza que combina la luz de playa con el rosa de las rocas qe surgen del mar, el verde de la maquia que la rodea y el azul turquesa del mar cristalino.