El museo, dedicado al artista de Orani Constanti Nivola, se encuentra en el antiguo lavadero de Orani, en una ladera de la colina desde la que se puede disfrutar de una bellísima vista.

El edificio ha sido restaurado y valorado recientemente. Las esculturas expuestas documentan la originalidad y las capacidades artísticas de Nivola, que combinaba la expresión de los valores, de la historia y de las tradiciones de su tierra natal con las sugestiones creativas nacidas del encuentro con los artistas, sus contemporáneos, en Europa y en Estados Unidos. Una vez dejada Cerdeña en edad joven, tuvo la posibilidad de formarse y de aceptar encargos de importancia en importantes sociedades y le llegó el encargo de realizar diferentes obras, también por prestigiosas instituciones americanas.

El museo dispone de un espacio externo en el que se encuentran algunas obras líticas y un ala dedicada a las experimentaciones de la técnica de esmelter, elaborada por el artista. La fundación Nivola trabaja para la conservación de las obras.