Se llega al complejo a través de la puerta del Elefante y se sigue hacia la izquierda a lo largo del bastión Santa Cruz, hasta la plaza de la derecha frente a la que está la iglesia del mismo nombre. En la Via Corte d'Appello, se encuentra el Colegio, sede actual del Instituto de Arquitectura de la Universidad de Cagliari.

Contexto ambiental

El complejo está en el distrito histórico de Castello.

Descripción

Construido en varias fases, el complejo consta de dos cuerpos conectados a través de un pórtico que atraviesa la Via Corte d'Appello. El primero, que data de alrededor de 1661, carece de verdadera fachada y está comprendido entre las iglesias de Santa Cruz y del Santo Monte de Piedad. El segundo cuerpo, ampliado por el arquitecto piamontés Antonio Felice De Vincenti entre 1725 y 1773, se unió al primero mediante la construcción de un pórtico terminado en 1725, aunque en su interior los trabajos prosiguieron por décadas.

El complejo, que pasó a ser del Estado en 1773 después de la supresión de la Compañía de Jesús, fue utilizado con diferentes funciones, mientras que en 1809 la iglesia fue vendida a la Orden de San Mauricio. Alrededor de 1775, se estableció la Imprenta Real en la planta baja del núcleo más antiguo, que se mantuvo activa hasta 1848. La intervención del ingeniero militar De la Marche modificó el pórtico, que fue cerrado por dentro en el lado paralelo a la calle. El canónigo Giovanni Spano indicó que también se instaló una fundidora para caracteres impresos. Más tarde, el mismo local fue sede de la Caja de Ahorros y el Monte de Piedad, y luego del Instituto de Psiquiatría, del Centro Universitario de la Música y del Centro Universitario del Deporte. La parte más reciente del complejo fue hogar de los Archivos Reales entre 1776 y 1849. Además, tras albergar al Supremo Magistrado de la Real Audiencia, se convirtió en sede de la Corte de Apelaciones, que permaneció allí hasta 1940, cuando fue transferida al nuevo Palacio de Justicia. En 1941, la Universidad de Cagliari adquirió el local, que primero fue sede de la Facultad de Letras y Magisterio y posteriormente del Instituto de Diseño de la Facultad de Ingeniería.

El pórtico está dividido en once tramos con bóveda de crucería, separados por intradoses que descansan sobre capiteles suspendidos. A través de una puerta de acabados simples, con una ventana en la parte superior, se accede al luminoso patio utilizado como jardín. En los lados más pequeños hay dos pórticos con arcadas de medio punto sostenidas por pilares dóricos. Los tramos, rectangulares, presentan bóveda de crucería. El ambiente más importante es el antiguo refectorio del Colegio, amplia sala rectangular con cobertura de cañón.

El cuerpo más reciente tiene un magnífico atrio de dos niveles que se abre a un patio que colinda con la Via Stretta. El gran espacio está definido arquitectónicamente por diez cruceros dispuestos en dos hileras que descansan sobre columnas acanaladas y franjeadas, parecidas a las del Palazzo Carignano en Turín. El atrio tiene un bello portal y ventanas que dan a la Via Corte d'Appello, tapiadas en tiempos posteriores. En el primer piso, se puede ver largos deambulatorios con bóveda de cañón. De particular interés resulta una gran sala con pinturas de alegorías de las artes del siglo XX. El segundo piso, marcadamente remodelado, adopta más o menos el esquema del primero.