Capo Comino, en el municipio de Siniscola, es un paraíso marino que te dejará sin aliento.

La arena blanca y fina forma gigantescas dunas blancas como la nieve, salpicadas de enebro y espinosa, que también cubre el fondo, con agua un agua de tonos únicos.

Hacia el sur, esta zona es rocosa, con un faro situado al lado del monte que le da nombre a la zona.

Detrás de la playa una serie de charcas del humedal de Salina Maná y Salinedda acoge una rica fauna local.

El fondo marino es una de las joyas de la zona por su abundancia de peces. A unos cientos de metros de la costa se encuentran los restos del naufragio de una flota romana del período de Nerón tras una tormenta. E sus aguas también yace la nave del comandante Bafile, que se hundió en 1942, y un pequeño avión francés de 1963.

El entorno natural es muy conocido entre los amantes del windsurf. Fue el lugar ideal para varias películas, como la de Lina Wertmuller, con escenas de "Barridos por la marea por un destino en el mar azul de agosto" (1974), Carroll Ballard ("El Semental Negro", 1979) y Guy Ritchie ("Swept Away", 2001).

Lugar predilecto de naturistas, forma parte del conjunto de playas gay-friendly de la Cerdeña.