Al norte de la costa oeste de la isla de Caprera está la Cala Napoletana, un verdadero paraíso de arena blanca, aguas cristalinas y maquia mediterránea. Un destino ideal para los que quieren pasar un día de descanso.