El lago artificial Mulargia es un espejo de agua que se extiende en los territorios de Orroli, Goni, Nurri y Siurgus Donigala, ocupando la cuenca entre Trexenta, Gerrei y Sarcidano. Fue creado entre 1951 y 1958 con la obstrucción del paso del Río Mulargia para transportar las aguas de la cuenca adyacente del Flumini Manny y alimentar a los acueductos de Cagliari y de otros 29 municipios.

Pero su importancia no reside únicamente en su función hídrica: está rodeado por exuberantes colinas verdes que descienden hasta sus costas irregulares y, en su interior, está decorado con muchos islotes, asumiendo el efecto cromático de una enorme mancha azul inmersa en el verde.

Dado el espléndido escenario que pinta, así como por su cercanía al famoso parque arqueológico de Pranu Mutedu y a la zona rica en muestras paleontológicas, en los últimos años, el lago se está convirtiendo en un punto de atracción: equipado con plantas deportivas, cada año está animado con competiciones de remo y pesca, con la participación de competidores italianos y extranjeros.

Pero también es el lugar ideal para vivir una estancia protagonizada por el relax y la contemplación: a lo largo de sus riberas, hay estructuras recreativas, entre ellas, un albergue, y desde las que se puede disfrutar de un panorama maravilloso que, desde el lago, se escapa hacia las áreas circundantes de Trexenta, Sarrabus y Gerrei.