El pueblo de Calangianus está situado en una cuenca protegida por las tres vertientes de montes de granito con parte boscosa: Monte Lu Casteddu, Gaspareddu, Casiddu y Lu Colbu. En el Medioevo pertenecía al giudicato de Gallura, en el departameno distrital de Gèmini Josso. Tras el derrumbamiento del giudicato pasó a manos de los habitantes de Arborea, y a los aragoneses a finales del siglo XVII, periodo en el que es absorbido por el feudo de Fadríguez-Fernández. El centro histórico se organiza en una serie de calles, las principales empedradas en granito, con casas de piedra alrededor de la iglesia parroquial. Es de interés histórico la parroquia de Santa Giusta, con una fachada de granito, que data del siglo XIV y se adorna a principios del siglo XX con frescos del pintor sassarés Dovera y obras de mármol de Luigi Caprino. Destaca la pintura que representa la "Asunción" del pintor Andrea Lusso, del siglo XVI. El museo diocesano de Santa Giusta es de especial interés. Forma parte del Museo de la Diócesis de Tempio-Ampurias, que entre las sedes cuenta también con la de Castelsardo, La Maddalena, Martis, Nulvi y Perfugas. El espacio expositivo está ubicado en el oratorio de Nuestra Señora del Rosario, ya sede de la confraternidad con el mismo nombre, junto a la iglesia parroquial de Santa Giusta. El museo ofrece al visitante una variada colección de valiosas piezas del siglo XVI XVIII, sobre todo objetos litúrgicos como paramentos sacros, estatuas, ejemplares de platería y libros antiguos del siglo XVII. En el centro más antiguo del pueblo se levanta la pequeña iglesia de Santa Ana, de 1688. En la periferia, por el contrario, está la iglesia de Santa Maria de los Ángeles, con las ruinas de un convento con un pozo y varios espacios derruidos.

En los márgenes del poblado, en una panorámica colina, está la fuente Sigara, destino ideal para paseos por el bosque y los impresionantes paisajes. No lejos del centro poblado está el parque de Stazzana, un bosque de robles seculares. Hacia el occidente está la tumba de gigantes de Badumela. Más al sur se extiende el increíble valle del Río S. Paulu, con bosques de alcornoques, a las faldas del Monte Limbara. Cerca de la pequeña iglesia de la Virgen de las Gracias se extiende un camino que puede hacerse a pie o en bicicleta, para disfrutar del paisaje extraordinario que separa el valle del Rio Razzucciu hasta las faldas de los montes Bianchi, Li Conchi y Maratta. La vista abarca también las espléndidas islas de Soffi, Mortorio y Tavolara. Cerca de Calangianus están las tumbas de gigantes de Pascareddha, inmerso en un bosque de alcornoques, a las faldas septentrionales del Monte de Deu, en Gallura interior. Entre los eventos de Calangianus destaca en setiembre la Muestra del corcho y la fiesta de San Isidoro, con una procesión acompañada de una banda musical. El 24 de junio se celebra la fiesta campestre de San Juan en Liscia.