El pueblo, a casi 700 metros sobre el nivel del mar, está en la provincia de Cagliari, típico pueblo de montaña. Su territorio es predominantemente montañoso, rodeado de bosques y manantiales, destinado a la ganadería, actividad en la que se basa gran parte de su economía. Otras zonas se destinan al cultivo de huertos, viñedos, leguminosasm y especialmente las famosas cerezas. El centro poblado, que aún conserva la estructura de la antigua arquitectónica sarda, abarca en la pendiente de una colina en la vertiente este del monte de Serpeddì y ha crecido alrededor de tres pequeñas plazas. El topónimo deriva del sardo "burrei", que significa rebaño de bueyes o de vacas, marcando la antigua dedicación a la ganadería. Burcei se funda por un grupo de pastores de Barbagia, que se establecen en el manantial Sa Mitza de su Salixi, ubicado hasta hace algunos decenios en el centro del pueblo, atraidos por la abundancia de agua y los pastos del lugar.

La iglesia parroquial de Nuestra Señora de Montserrat fue construida en 1886 por Gaetano Cima y se parece a la iglesia de Guasila del mismo arquitecto: el edificio tiene una planta octagonal y capillas laterales, con un estilo neoclásico provisto de tímpanos y repartido por columnas y un alto campanario. Fuera del pueblo, se extienden paisajes con gran encanto, caracterizados por perfumes embriagadores de vegetación mediterránea y el Monte de Serpeddì. En el valle del Rio Brabaisu se extiende el Bosque con el mismo nombre: un bosque de robles y alisos habitado por muchas especies animales. Una vista de las maravillas naturales. También se puede deleitar el paladar con las especialidades locales, como los quesos de cabra y oveja, el delicioso pan típico de sémola de grano duro, cocido en el horno de leña, y los exquisitos fiambres, elaborados en pequeñas cantidades. Son muy conocidas las grandes y sabrosas cerezas de Burcei. Cada año son protagonistas en junio de una fiesta que convoca a un número siempre mayor de tuistas. Otras festividades que visten de luces y colores el pueblo se celebran en agosto, como la "Fiesta de sa pezza de craba" (carne de cabra), con degustaciones de exquisita carne, el 8 de septiembre, con la fiesta en honor a la patrona del pueblo Nuestra Señora de Monserrat, o el 6 de junio, con la fiesta de Santa Bárbara.