El yacimiento arqueológico se encuentra sobre una elevación en la frontera entre Barbagia y Ogliastra, cerca del río Flumendosa, entre granito, pórfido y esquisto. Consta de un gran templo "a megaron" y otros edificios de culto y vivienda. A poca distancia se encuentra un nuraga trilobulado. Las excavaciones se remontan al Bronce Final y la Edad de Hierro, identificando dos momentos constructivos, el segundo de ellos debido a una destrucción causada por un incendio.