Jardines históricos de Cerdeña

Parco di Monserrato - Sassari

Jardines históricos de Cerdeña

Un recorrido entre perfumes, colores, arte e historia, de norte a sur de la isla, para descubrir un patrimonio cultural y paisajístico que nos lleva a visitar siete antiguas haciendas que, hoy, son joyas arquitectónicas con bellos y frondosos jardines

El itinerario pasa por siete jardines históricos de Cerdeña y permite visitar toda la isla durante una semana o más haciendo short break. Se empieza en Sassari, en el noroeste, con el parque de Monserrato, para seguir, luego, hacia el noreste, a Caprera, para visitar la isla-jardín de Garibaldi. La siguiente etapa nos lleva al centro de la isla, a la provincia de Nuoro, donde se visita el parque inglés de Villa Piercy en el municipio de Bolotana. A continuación, se pasa a la provincia de Oristano, donde nos esperan el parque de San Leonardo de Siete Fuentes en Santu Lussurgiu, el jardín de cítricos Pernis-Vacca la Vega de Palacio Boyl en Milis y el jardín italiano del parque Aymerich en Laconi. Este itinerario verde termina a la grande en el Jardín Botánico Patrizio Gennari de Cagliari.

Parco di Monserrato, Sassari

Este parque de siete hectáreas se encuentra a las puertas de Sassari y está rodeado por olivares cuyo cultivo tiene orígenes catalanes. Su terreno se ha modelado en desniveles con el objetivo de crear perspectivas de gran belleza y vistas sorprendentes. Por un lado, delimita con la iglesia de la Virgen de Monserrat y, por el otro, con la neogótica Torre de Caza. Originalmente, el parque pertenecía a la familia Navarro, comerciantes de Valencia, pero, a mitad del s. XVIII pasó, como herencia, a Cosimo Deliperi que, a su vez, la dejó a su hijo, Giacomo, primer alcalde de Sassari. Más tarde pasó a ser propiedad de Giovanni Antonio Sanna que hizo construir la villa neoclásica, el sistema hidráulico del Templo de las Aguas y el Templo de las Ninfas. Empresario, diputado del Reino de Cerdeña (y luego del Reino de Italia) y coleccionista de obras de arte y de arqueología, Giovanni Antonio Sanna también da nombre al Museo Arqueológico de la ciudad.
Veduta parco di Monserrato - Sassari

Isola-giardino, Caprera

En Caprera, Giuseppe Garibaldi sumó una actividad más a su larga hoja de vida: la pasión por las plantas y la jardinería. El Héroe de dos mundos eligió esta isla del archipiélago de la Maddalena por la belleza de su naturaleza y halló tiempo no solo para convertir en terrenos cultivables algunas de sus zonas -estudiando agronomía y botánica- sino también para crear un hermoso jardín en medio de un entorno ya de por sí espectacular. Hoy, el jardín y la casa donde vivió constituyen el Compendio Garibaldino, el museo más visitado de Cerdeña. En el patio todavía sigue en pie el pino que Garibaldi plantó cuando nació su hija Clelia (1867), hoy de tamaño monumental.
shutterstock_143552824_caprera_museo_garibaldi_francesco_de_marco_resize
L’ultima dimora dell’Eroe dei Due Mondi, suo Eden,nella splendida cornice di mare, granito e macchia mediterranea dell’isola di Caprera.

Parco inglese di Benjamin Piercy, Bolotana

Realizado por el ingeniero galés Benjamin Piercy siguiendo el modelo de los jardines ingleses pero combinando árboles autóctonos con abetos, calocedros y cedros, el parque formaba parte de una gran hacienda que se extendía por más de treinta mil hectáreas entre el altiplano de Campeda y la región histórica del Marghine, comprendía la iglesia y el pueblo de Santa Maria de Sauccu, y llegaba hasta los confines con Badde Salighes (Valle de los Sauces). Tras recorrer un paseo arbolado se llega al parque que rodea Villa Piercy, una casa de dos plantas de estilo colonial inglés. En el jardín, crecen exuberantes plantas locales combinadas con majestuosas plantas exóticas procedentes de todo el mundo en un inteligente juego de espacios abiertos, caminos y bosque denso.
Villa Piercy, facciata  - Bolotana

Parco di san Leonardo di Siete Fuentes, Santu Lussurgiu

En la región histórica de Montiferru se encuentran el parque (cinco hectáreas) y el burgo medieval de San Leonardo de Siete Fuentes, rodeado por bosques centenarios de robles y castaños, en una hermosa zona del municipio de Santu Lussurgiu. El nombre nos remite a todo lo que lo caracteriza: fuentes abundantes, salubridad y la iglesia de San Leonardo del s. XII con sus muristenes, alojamientos para quienes practican la novena y para peregrinos, donde reina una profunda atmósfera de recogimiento. Las casas restauradas del burgo medieval, construido alrededor de la iglesia campestre y del antiguo hospital -sede de la orden hospitalaria de san Juan de Jerusalén- reciben durante todo el año visitantes en busca de paz y tranquilidad.
Fontane di san Leonardo di Siete Fuentes

Il giardino di agrumi Pernis-Vacca e la Vega di palazzo Boyl, Milis

El jardín histórico de Milis, que se encuentra en la entrada del pueblo, cerca de la iglesia románica de San Pablo, comprende dos secciones: el complejo Pernis-Vacca y el bosque de Villaflor, que retoma el cultivo de cítricos implantado ya en el s. XII por los camaldulenses. El conjunto de las caballerizas y de la villa residencial Pernis-Vacca se remonta a principios del s. XX: se desarrolla en forma de L con el lado más largo de 120 m y es de estilo ecléctico tardodecimonónico con decoraciones y frescos florales de estilo modernista. Todo el edificio y una elegante verja delimitan un amplio terreno en el extremo suroccidental del municipio que forma parte de la llamada Vega de Milis, un largo valle plantado de cítricos desde tiempos inmemoriales.
Palazzo Boyl - Milis

Parco Aymerich, Laconi

Está formado por dos áreas, el parque, cuya superficie es de 22 hectáreas, y el jardín, ambas comprendidas en el complejo de los marqueses de Aymerich, durante mucho tiempo muy influyentes en Laconi. Belleza, fertilidad y riqueza de fuentes son las características de este paraíso que alberga las ruinas de un castillo medieval y el antiguo palacio nobiliario. El parque es meta de excursionistas amantes de la naturaleza y de peregrinos que acuden a este encantador pueblo de la región histórica de Sarcidano para visitar la casa natal de san Ignacio de Laconi. El parque se extiende por una colina que se alza en un valle especialmente escarpado y está surcada por numerosos arroyos que forman pequeñas cascadas. Una densa red de senderos y caminos lleva a la cascada principal y a las cuevas cercanas. Don Ignazio Aymerich se inspiró en los grandes jardines de su época y él mismo se encargó de diseñar los senderos, aprovechando las pendientes para crear bellas panorámicas entre arroyos y riachuelos rodeados de frondosas encinas, moreras, cerezos ácidos y cedros del Atlas y del Líbano.
Parco Aymerich - Laconi

Orto botanico, Cagliari

Un corazón verde en el centro de Cagliari, entre la Villa de Tigellio y el Anfiteatro romano. Es un museo a cielo abierto, ejemplo de patrimonio cultural e histórico-arqueológico y, al mismo tiempo, bien natural y científico. Fue creado en 1866 por Patrizio Gennari, que dio al jardín una estructura funcional en forma de arboreto para aclimatar las especies tropicales. Hoy, gestionado por la Universidad de Cagliari, cuenta también con una importante muestra de flora mediterránea. Además de las numerosas colecciones arbóreas, alberga restos arqueológicos de diferentes épocas: el pozo con noria, el estanque en forma de trébol, la cueva Gennari, la cantera romana y tres cisternas romanas en forma de botella. En el jardín botánico también están el Banco de Germoplasma de Cerdeña, el Centro de Conservación de la Biodiversidad y el Museo Botánico Karalitanus.
Cagliari, orto botanico

Mappa dell'itinerario