Cerdeña, la reina del mar

Cala Golori

Cerdeña, la reina del mar

Belleza encantadora y protección del medio ambiente, la Isla se confirma como la más premiada por Legambiente y Touring Club

La costa de Baunei en primer lugar, Chia en quinto, Gallura en séptimo, Baronìa en undécimo, la península de Sinis en decimocuarto y Planargia en el decimoctavo. El escalón más alto del podio, tres litorales en el top seven de las «5 Vele», otros tres de los dieciocho galardonados. En 2022, Cerdeña vuelve a liderar los rankings del Touring Club y de Legambiente y confirma los seis ya premiados en años pasados por su valor medioambiental por parte de viajeros experimentados, acostumbrados a las bellezas de todo el mundo, y por aquellos que, por pasión y profesión, siempre se han comprometido a defender el ambiente natural. No en vano, de todos los lugares italianos que han obtenido la máxima puntuación, uno de cada tres se encuentra en Cerdeña.

De este modo, Touring Club y Legambiente celebran el mar de la Isla, premiando la tendencia innata de las comunidades que la habitan a respetar su tierra y su vocación de acogida y de anfitrión. El reconocimiento de las 5 Vele se otorga a lugares encantadores, algunos muy conocidos y otros que esperan ser descubiertos. De norte a sur, de este a oeste de la Isla, no se excluye ningún litoral.

Baunei, la más hermosa del reino

El pueblo no mira a su hermosa costa, a la que sólo se puede llegar por mar o por rutas de senderismo, sino que se enfrenta a su Supramonte, una galería de cañones esculpidos por ríos subterráneos que surgen en las playas, cuevas kársticas, paredes fascinantes, antiguas majadas y obras maestras únicas, como el temible agujero del Golgo, Agugliastra y Perda Longa. Aquí se encuentra el alma auténtica de Baunei, que refleja la espectacularidad de su costa. La sensación es la de un lugar infinito, sin horizontes, el azul es la única pincelada que va del cielo al mar, el verde de los acantilados tiñe de esmeralda las orillas de las bahías, los bastiones calcáreos reflejados en el agua hacen brillar el aire a su alrededor. Biriola, Goloritzé, Mariolu, Sisine y Cala Luna, compartidas con Dorgali, son tan bellas e icónicas que se hacen pasar por lugares fantásticos y lejanos, pero son paraísos cercanos, están en Cerdeña.
Cala Mariolu - Baunei
Una perla del golfo de Orosei, en la costa centro-oriental de Cerdeña: caleta íntima caracterizada por abundantes piedras blancas y rosas que te...

Chia, nuestros mares del sur

Sus siete playas de aspecto exótico son por derecho propio nuestros "Mares del Sur". Si no nos crees, recorre la orilla de los siete kilómetros de mar que unen la torre de Chia con Cala Cipolla. De vez en cuando, date un baño y haz acquagym: sin duda es un baño más largo de lo habitual, pero las aguas del sur de Cerdeña son más cálidas y acogedoras que en otros lugares, aquí puedes entrar en el mar sin traje de neopreno incluso en otoño. Caminando en los suaves y poco profundos fondos marinos de Chia, te encontrarás con una tras otra de sus playas situadas en medio de un paisaje absolutamente encantador y separadas entre sí por pequeños promontorios rocosos. Más allá de las altas dunas de las playas, salpicadas de enebros y alfombras de lirios silvestres y fragantes helicrisos, admirarás salinas y lagunas con flamencos rosados. Al fondo, el bosque de Is Cannonneris y el parque Gutturu Mannu, con las grutas de is Zuddas. Mar de ensueño asediado por una naturaleza soberbia, una vez más sólo puede ser Cerdeña.
Spiaggia di Su Giudeu, isolotto - C
Un paraíso de finísima arena blanca con un fondo bajo y límpido en la extrema costa suroeste de Cerdeña, debe su nombre al pulpo que vive en las...

El glamour de Gallura

El área marítima de Santa Teresa Gallura, junto con Arzachena y Palau, ofrece un mar fabuloso, servicios turísticos de primera y un toque de mundanidad, todo ello repartido desde Capo Testa hasta la legendaria Costa Esmeralda. Lugares donde se concentran las imágenes icónicas de Cerdeña: los fantásticos acantilados de granito de Cala Grande - Valle della Luna, el extraño monumento de la Roca del Oso, la Isla de las Gaviotas disneylandia de los surfistas, las sombrillas de enebro que crecen imperturbables en la playa de Capriccioli como si fueran palmeras caribeñas, los puertos deportivos llenos de vida e increíbles embarcaciones que llegan desde lejos, así como los pequeños embarcaderos ocultos a la vista por los arbustos mediterráneos, a los que se llega en canoa siguiendo la línea de la escarpada costa de Gallura. Todo esto sigue siendo Cerdeña.
Rena di Ponente e di Levante - Santa Teresa Gallura

Rena di Levante es una larga playa de blanca situada en la localidad de Capo Testa. Rodeada de calas rocosas cubiertas por el verde mediterráneo...

Baronìa, la más ecológica

Playas anchas y poco concurridas, aguas transparentes, arenas y dunas sedosas, así es el mar de Baronia: Bidderosa en Orosei, Berchida y Capo Comino en Siniscola, San Giovanni en Posada. Pero no sólo el hermoso mar, detrás de la costa hay oasis y parques, que se pueden visitar con rutas desde la playa que llegan al interior. Podrás probar actividades que nunca hubieras imaginado a dos pasos de la costa. El río Posada, que atraviesa las ocho mil hectáreas de bosque virgen del oasis de Tepilora y desemboca en la playa, es ideal para navegar en kayak entre flamencos rosados, cigüeñuelas y gallinas sultanas. A pocos pasos, el macizo del Monte Albo, que domina el litoral de Siniscola, queda en el corazón de los senderistas, mientras que los carriles para bicicletas que atraviesan la naturaleza del lago Maccheronis son el mundo ideal para el ciclismo familiar. Esto es Cerdeña sin estaciones.
Siniscola, la Caletta
En la provincia de Nuoro, en la parte más al norte del golfo de Orosei, en la costa este de Cerdeña, descubrirás muchas playas de arena clara y...

Sinis, el último pero no el menos importante

La sensación de estar en un lugar que va más allá de su reluciente belleza, es ese algo de intangibilidad que lo hace algo aristocrático, para viajeros más que para turistas. Y Sinis no cambia su piel para complacer a la mayoría, sus lugares se muestran sinceros y sin énfasis, son simplemente únicos. Basta con pasear por las calles de Tharros, ir en bicicleta o a caballo por los oasis y lagunas naturales, desgranar entre las manos los granos de cuarzo de is Arutas y Mari Ermi, o relajarte en la suave arena de San Giovanni. Sinis también es un orgulloso custodio de su historia y su cultura milenaria. Aquí se encuentra Mont'e Prama, que devolvió el descubrimiento arqueológico más importante de finales del siglo XX en el Mediterráneo occidental: las estatuas de los Gigantes. No es un hecho aislado, aquí hay una gran concentración de nuraghi, pozos sagrados y otros restos prehistóricos, incluso en el islote de Mal di Ventre, el corazón de la zona marina protegida.
shutterstock_111597041_sinis_capo_san_marco_ivan_m_munoz_resize_1mb
En Sinis, cultura, ambiente y turismo viven en perfecta armonía, gracias también a la actividad de la Zona marina protegida. Por ello, en Europa...

Planargia di Bosa, un don de la naturaleza

Bosa es un mundo en sí mismo. Es un pueblo medieval de casas coloridas con vistas al mar, donde la vida fluye por estrechas callejuelas como en tiempos pasados. Un río navegable que desciende desde el valle hasta el mar atraviesa la ciudad y termina su curso en la hermosa playa de Bosa Marina. Una carretera costera conecta el encantador pueblo con Alghero, tan espectacular que está considerada entre las que hay que recorrer al menos una vez en la vida: 40 kilómetros de paisajes naturales que desorientan la mirada, ya no sabes si perseguir el vuelo de los buitres que anidan en Capo Marrargiu o mirar hacia el mar donde se persiguen reservados acantilados lisos y calas poco visitadas, como s'Abba Druche, Compoltitu y sos Puppos. Una solicitud irresistible, desde el aparcamiento se puede llegar a ellos por caminos entre los arbustos mediterráneos. Llegarás a lugares vírgenes donde es fácil sentirse como un extraño, pero sólo necesitas una máscara y unas aletas y sentirás la sensación de formar parte de su mundo submarino, la otra dimensión del mar de Cerdeña.
Bosa Marina, spiaggia
No solo arte, cultura y tradición agrícola, artesanal y comercial, la única ciudad medieval de Cerdeña también cuenta con playas y mar de ensueño,...