Spargi es la tercera isla más grande de La Maddalena, muy conocida por su entorno salvaje. Con sus rocas y Spargiotto Spargiottello, es un refugio de costas escarpadas, a veces intransitables. Algunas bahías accesibles están cubiertas de arena, lugares perfectos para relajarse y bañarse. Varía en colores: la Cala Corsair, por ejemplo, es de un extraño color turquesa que se desvanece en el esmeralda y la sensación de su fina arena. No olvidemos Ciaccaro, una cala brillante y cristalina, o la Cala Soraya, una auténtica piscina natural.

Spargi es famosa por la historia del bandido Natale Berretta, que se refugió aquí esperando poder demostrar su inocencia, hasta que decidió trasladarse aquí. Sus aguas son conocidas porque albergan un barco romano del siglo II aC encontrado a dieciocho metros de Secca Corsara en 1939. Una parte de sus restos se muestran en el Museo Naval Arqueológico "Nino Lamboglia", en la localidad de Mongiardino, en la pintoresca isla de La Maddalena.