Porto Alabe está en la localidad con su mismo nombre, en el municipio de Tresnuraghes. La playa tiene un lecho marino de arena bastate gruesa de diferentes colores, del blanco al amarillo ocre y dorado, con fragmentos ferrosos. Rodeada de dunas cubiertas de vegetación y fértiles plantas, esta playa, que limita al sur con un promontorio rocoso, se caracteriza por el típico color rojizo de los fragmentos ferrosos y el azul oscuro de sus profundidades. En ciertos períodos del año en algunos tramos se cubre, de posidonias traídas por el mar. Sus aguas son poco profundas y en suave pendiente, lo cual permite que los niños jueguen y se bañen tranquilamente.