El extenso litoral del Poetto se extiende entre Cagliari y Quartu Sant'Elena, dominado por el monte de la Silla del Diablo. Se puede llegar fácilmente desde la localidad de Calamosca, a través de un camino natural que se recorre en una hora, la Silla del Diablo ofrece un panorama de toda la ciudad y el litoral. Por la cercanía del estanque de Molentargius y las Salinas, desde la playa del Poetto puede contemplarse el vuelo de los flamencos rosas que anidan allí desde el 1993, en un oasis protegido, único en Italia, separado de la carretera por una pared de caña. El litoral del Poetto muy frecuentado desde la primera década del siglo XX, está conectado a la ciudad con transporte público de servicio regular y eficiente.