La playa de Pistis ofrece una gran extensión de arena dorada de un kilómetro, con dunas altísimas. El paisaje, de una belleza
singular, secaracteriza por el viento frecuente de Mistral, que esculpe montañas de arena. Parches de enebro y lentisco, así como lirios de mar y amapolasbrotan sobre el terreno del desierto, junto al verde del agua clara, brillante y cristalina.
Para los amantes de las rocas,cerca de la playa está la bahía de S 'Enna y S'Arca, un lugar rocoso e inaccesible que esconde calas ocultas. Aquí las aguas crean un verdadero paraíso para los amantes de la pesca.