El Parque natural regional Molentargius-Saline se encuentra en la Cerdeña meridional, cerca de Cagliari y Quartu Sant'Elena, dos de las ciudades más grandes de la isla. Debe su nombre al medio utilizado en el pasado para transportar la sal recogida en sus cuencas: en “molenti” que, en sardo, significa asno. De hecho, la zona ha representado, durante siglos, la cuenca más rica de Cerdeña por la extracción de sal de las aguas marinas, actividad que se interrumpió en 1985. El Parque incluye el sistema de estanques de agua dulce del "Bellarosa Minore" y "Perdalonga", y de agua salada del "Bellarosa Maggiore" o Molentargius. Antes de ser reconocido como parque natural regional, el lugar fue reconocido, por la Convención de Ramsar de 1977, como área húmeda de valor internacional por la presencia de fauna avícola: el ecosistema de Molentargius es uno de los lugares más importantes en Europa para el descanso, hibernación y nidificación de numerosas especies de aves acuáticas. También habitan en el estanque especies animales menos conocidas y de identificación más difícil en relación a las aves. Entre los anfibios, destacan la rana y el bufotes siculus; entre los reptiles, la tortuga palustre, la serpiente de agua, la culebra verdiamarilla y el eslizón común; entre los mamíferos, el erizo, la comadreja y el conejo salvaje. También hay insectos, entre ellos, las libélulas, que desempeñan un papel importante para mantener el equilibrio del ecosistema. La flora es variada y heterogénea: hay especies endémicas y elementos de la flora inscritos en la “Lista roja” de las plantas en peligro de extinción. El Centro de Educación Medioambiental y de Sostenibilidad Molentargius realiza y coordina todas las actividades relacionadas con la educación medioambiental y con la función pública del Parque. El centro está provisto de microscopios, dispositivos audiovisuales y medios informáticos.