La playa está delimitada por una amplia rambla y un verde bosque de pinos que ofrece sombra y contrasta con la playa soleada. Desde aquí se puede utilizar el servicio turístico del Tren Verde y cruzar las zonas del interior de Cerdeña, con un camino que llega hasta Nulvi o Tempio Pausania, entre bosques de robles, patrimonio artístico e histórico, e impresionantes montañas y lagos, alternados con hermosas vistas de esta variada costa.