La playa de Padula Piatta es la extensión natural de la playa de Costa Serena. Cubre un largo tramo de costa de arena blanca medianamente fina. La exuberante vegetación de brillantes colores llega casi hasta el mar. Los intensos aromas y las aguas cristalinas de este tramo de costa ofrecen a los visitantes una vista impresionante y de gran interés natural.