La playa de Nelson se caracteriza por una arena blanca muy fina. La vegetación alrededor es rica y exuberante. La presencia de pequeñas ensenadas, aguas cristalinas y maquia mediterránea que llega casi hasta el mar convierten este lugar en uno de los rincones más bonitos de la costa.